El Pleno respalda una moción del PSOE sobre la caza

Redacción
-
El Pleno respalda una moción del PSOE sobre la caza - Foto: Reyes MartÁ­nez

El portavoz del Grupo Socialista, Joaquín González Mena, ha destacado la importancia de la caza social en las zonas rurales, donde contribuye al desarrollo socioeconómico y a mantener la población

El Pleno de la Diputación de Cuenca ha aprobado hoy, a iniciativa del Grupo Socialista, una moción para la adopción de medidas de protección y fomento de la actividad cinegética en las zonas rurales.

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Joaquín González Mena, ha explicado que la moción viene motivada por la importancia de la actividad cinegética en el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales y sus efectos en la lucha contra la despoblación.

Asimismo, se ha mostrado convencido de que es una actividad que se pueden desarrollar de forma sostenible y compatible con la conservación del medio ambiente.

Es por ello que el Grupo Socialista ha propuesto, y así se ha aprobado, promocionar y ampliar la figura de los cotos sociales y zonas colectivas de caza en régimen de igualdad de oportunidades, asegurar la sanidad animal y pureza genética de las poblaciones cinegéticas con especial atención a la perdiz roja, realizar campañas de difusión y educación ambiental sobre la actividad y exonerar a los cazadores y pescadores de las tasas para obtener la licencia para poder realizar esta actividad tal y como va a hacer el Gobierno regional con los jubilados.

En cambio, el pleno ha rechazado, con los votos del Partido Popular, la moción presentada por los socialistas con motivo del Día Internacional de las Mujer en la que la Institución provincial se comprometía a trabajar por el avance de la igualdad real entre hombres y mujeres y a rechazar cualquier retroceso en derechos y libertades de las mujeres. Asimismo, se solicitada a los Grupos Parlamentarios del Congreso de los Diputados la aprobación de una Ley de Igualdad Salarial y se instaba al equipo de Gobierno que preside Benjamín Prieto a elaborar un Plan de Igualdad para los trabajadores y trabajadoras de la Diputación de Cuenca.

Tampoco ha salido adelante la moción en la que el Grupo Socialista demandaba que se dejara sin efecto la delegación realizada por el Pleno el 28 de julio de 2015 a la Junta de Gobierno para la tramitación de los reconocimientos extrajudiciales de crédito.

En este punto, González Mena ha explicado que, en los apenas dos meses que han transcurrido del año 2019, el equipo de Gobierno del PP ha presentado reconocimientos extrajudiciales de crédito por valor de más de un millón de euros.

“Más de 300 facturas que no han sido sometidas a la fiscalización previa de la de la Intervención, es decir que se saltan el trámite legal; lo que demuestra una vez más el desastre que es la gestión de la Diputación que está haciendo este equipo de Gobierno”, ha indicado el portavoz.

En cuanto a los puntos incluidos en el orden del día, el Grupo Socialista se ha abstenido en la votación del Plan de Obras y Servicios debido a que, una vez más, el Partido Popular ha rechazado su propuesta de incrementar el presupuesto del Plan en cinco euros por habitante, con el fin de que los ayuntamientos dispongan de más capacidad económica para realizar obras. Además, los diputados del PSOE se han vuelto a manifestar en contra del recorte de 3.000 euros a los núcleos de población de menos de 10 habitantes.

De igual modo, desde el PSOE se han opuesto a la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo y de la plantilla de la Diputación para la creación de una plaza de arquitecto adscrita al Servicio de Obras.

González Mena ha explicado que el Grupo Socialista está a favor de la creación de esta plaza pero no en el Servicio de Obras, donde trabajaría para el Equipo de Gobierno, sino en el Servicio de Arquitectura y Urbanismo, al servicio de los ayuntamientos más pequeños de la provincia, para asistirles en las gestiones urbanísticas.

Así, ha recordado que la mayoría de los pueblos de Cuenca no tienen arquitectos en plantilla y tienen que recurrir a contratar a empresas, lo que además de un coste económico puede suponerles problemas legales, según la sentencia de 1 de febrero de 2016 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-la Mancha, que dice que los técnicos que firman los informes municipales tienen que ostentar la condición de funcionarios.