Las denuncias por violencia de género en CLM suben un 6,7%

S.L.H
-

Los juzgados de Castilla-La Mancha recibieron 6.051 denuncias por violencia de género, lo que supone un aumento de casi siete puntos puntos respecto de 2018. En 432 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa de no declarar.

Los juzgados de Castilla-La Mancha recibieron durante el pasado año un total de 6.051 denuncias por violencia de género. - Foto: Robayna

Los juzgados de Castilla-La Mancha recibieron en 2019 un total de 6.051 denuncias por violencia de género, lo que supone un aumento de casi siete puntos puntos respecto de 2018, cuando las denuncias fueron 5.672, según datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.
Conforme a los datos hechos públicos por el Observatorio, las mujeres víctimas de violencia machista fueron 5.862, lo que supone un incremento del 10,2 por ciento. Del total, 1.816 eran extranjeras, un 31 por ciento.
En cuanto a la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional, que es de 67,3, las comunidades de Baleares, con una ratio de 109,5, Comunidad Valenciana, con 90,4, Canarias, con 89,9 y Murcia, con 85,3, mientras que la ratio más baja se dio en Castilla y León, con 42,4, Galicia, con 42,8 y Extremadura, con una ratio de 45,9. Castilla-La Mancha se sitúa en el 57,7 por ciento, por debajo de la media nacional.
Del total de denuncias recibidas, 91 fueron presentadas directamente por la mujer víctima de malos tratos (en 2018 fueron 246) y 112 por sus familiares, cuando un año antes solo fueron ocho. De los 5.246 atestados policiales (170 más que en 2018), 4.613 fueron tramitados con la denuncia de la víctima, 147 con la denuncia de algún familiar y 486 con la intervención directa de la Policía.
Los juzgados castellano-manchegos recibieron el pasado año 538 partes de lesiones, 204 más que los firmados en 2018.


LA DISPENSA A NO DECLARAR BAJA CASI UN PUNTO. En el pasado año, en 432 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar, lo que supone un porcentaje de un 7,36 por ciento en relación con el total de mujeres víctimas de violencia de género, cifra inferior en casi un punto a la del año anterior.
Asimismo, un total de 313 mujeres que se acogieron a la renuncia eran españolas (7,73 por ciento sobre el total de víctimas españolas) y 119 eran extranjeras (6,55 por ciento sobre el total de víctimas extranjeras). 
Durante 2019 se solicitaron 2.184 órdenes de protección (que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas) en los órganos judiciales, de las cuales 1.885 fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 299 lo fueron en los juzgados de guardia. 
Un 75,18 por ciento de las órdenes de protección solicitadas fueron adoptadas (1.642), mientras que 541 (un 24,77%) fueron denegadas.
De todos los casos abiertos, 804 concluyeron con sentencias condenatorias (un 9,1% más que en 2018). Hubo 108 sentencias absolutorias, 63 sobreseimientos libres  y 2.112 sobreseimientos provisionales. 
Otros datos relevantes que se extraen del informe del Observatorio es que en 2019 en Castilla-La Mancha se enjuiciaron a 912 personas (un 2% más) y se firmaron 254 sentencias condenatorias con conformidad y 332 sentencias condenatorias sin conformidad.

 

En cambio, son menos los menores juzgados por violencia machista en la comunidad

Las sentencias, tanto con imposición de medidas como sin ellas, se redujeron el pasado año. En total,  los jueces firmaron ocho sentencias por este tipo de delito, un 38,5 por ciento menos que en 2018


El informe de 2019 del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género también recoge información detallada sobre los menores juzgados por violencia machista. En Castilla-La Mancha, aunque se siguieron produciendo este tipo de delitos execrables, la buena noticia es que fueron menos que en 2018. Así, los datos recabados por el Observatorio señalan que durante el pasado año los jueces firmaron ocho sentencias contra menores acusados de un delito de violencia de género, una cifra que es un 38,5% inferior al número de casos sucedidos un año atrás, cuando se juzgaron un total de trece.
De las ocho sentencias de 2019, todas vinieron con imposición de medidas. En 2018, de las treces sentencias firmadas, once conllevaron medidas y dos no. También el pasado año se logró una sentencia de conformidad en cinco de los ocho casos juzgados por violencia de género.
Del total de menores enjuiciados en 2019, cinco de ellos eran españoles; el resto extranjeros (3).
A nivel nacional, las cifras son más escalofriantes. El año pasado fueron enjuiciados 312 menores de edad por delitos en el ámbito de la violencia contra la mujer, lo que significa un aumento del 25% con respecto al periodo anterior, que alcanzó los 249. 
Estos tribunales decidieron imponer medidas punitivas en 292 casos (con el 84% de españoles y el 16% extranjeros). «Persisten actitudes de violencia machista en nuestros jóvenes», valora Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio, que considera que los casos de violencia de género dirimidos en España alcanzan «cifras inasumibles, impropias de una sociedad madura y civilizada».