La Biblioteca Nacional exhibe 12 cuentos de Antonio Escamilla

Manuel Pérez
-
Antonio Escamilla posa con uno de los ejemplares de Hansel y Gretel. - Foto: Reyes Martínez

El coleccionista de Montalbo presta una docena de cuentos de principios del siglo XX para la exposición temporal titulada 'Hansel y Gretel en la biblioteca de chocolate'

 
Una docena de cuentos infantiles de la colección privada del conquense Antonio Escamilla Cid se expondrán del 12 de diciembre al 5 de abril en la Biblioteca Nacional dentro de la exposición temporal Hansel y Gretel en la biblioteca de chocolate.
Escamilla explicó a La Tribuna que él aporta los ejemplares del cuento publicados en el extranjero, mientras que la Biblioteca Nacional exhibirá una selecta muestra de las más de doscientas ediciones en lengua castellana que, bajo diferentes títulos, conserva del clásico de los hermanos Grimm. 
La exposición, comisariada por el ilustrador Alberto Urdiales, se completa con los originales cedidos para la ocasión por diferentes ilustradores de La casita de chocolate. Entre ellos figuran Pablo Auladell, Sebastián Barreiro, Víctor Escandell, María Espluga, Blanca Helga, Patricia Metola o Iratxe López.
 
Los cuentos. La docena de cuentos aportados por Escamilla a la muestra de la Biblioteca Nacional datan de principios del siglo XX, y son tanto ediciones tradicionales del clásico, como libros pop up o troquelados.
Éstos se expondrán en el espacio museístico diseñado para la ocasión por los responsables del centro madrileño, que simulando un bosque, pretende meter de lleno a los más pequeños en el cuento infantil de los hermanos Grimm.
Escamilla explica que los visitantes podrán ver los cuentos expuestos en los árboles - que ejercen como expositores,  mientras recorren el bosque en un ambiente mágico, misterioso, bucólico y bohemio. La visita termina en una casita de chocolate, en la cual tendrán lugar talleres familiares en los que los más pequeños aprenderán a realizar su propia casita de galleta con decoraciones de azúcar, papel comestible y golosinas.
 
La colección. La colección privada de Antonio Escamilla, que es natural de Montalbo, está compuesta por más de 300 libros troquelados fechados entre 1889 y 1986, adquiridos a partir de sus múltiples viajes por todo el mundo.
Según explica, su afición por el coleccionismo de cuentos troquelados tiene su origen en el gusto por los libros que manifestó desde pequeño -les gustaban tanto que se los comía literalmente-, así como en el primer viaje que realizó a Praga allá por 1985, donde pudo conocer el trabajo de Kubasta.  
Parte de su colección se pudo ver recientemente en Cuenca, dentro de la exposición La magia de los cuentos, que acogió la biblioteca pública Fermín Caballero con motivo del Día de las Bibliotecas. En ella se exhibieron un centenar de cuentos desplegables, tridimensionales o libros pop up, de autores como Andersen, los hermanos Grimm o Perrault, y personajes inolvidables como Caperucita Roja, Pinocchio o Blancanieves.