Acabar con las batallas

Irina Carnicero
-

Capitana Marvel es el 'alter ego' de Brie Larson, una actriz que puede presumir de ser una heroína dentro y fuera de la pantalla

Acabar con las batallas

A los seis años tuvo claro que quería ser actriz. Ahora echa la vista atrás y nota que no vio personajes que representaran mujeres autosuficientes en las películas de su niñez. De hecho, Brie Larson cuenta que Indiana Jones era su héroe favorito de pequeña. Hoy la actriz se emociona al interpretar a una mujer que se enfrenta a las adversidades cotidianas y a una amenaza bélica para salvar a la Humanidad, y es que es Carol Danvers, también conocida como Capitana Marvel, que así se titula el filme que protagoniza. 
A pesar de repetir que es tímida y que estos proyectos no le resultan fáciles, la también directora ha interpretado de manera estelar el papel de esta «noble heroína guerrera». Ha entrado pisando fuerte, atrevida y sagaz, en un universo cinematográfico formado mayoritariamente por hombres. 
Nacida en Sacramento en 1989 y crecida en Los Ángeles con su madre y su hermana, la californiana lleva apareciendo en sitcoms desde su adolescencia y ha protagonizado diversas películas como Las vidas de Grace o La habitación. En esta última da vida a Joy, una mujer que intenta criar a su hijo en unas condiciones inhumanas. Un papel bordado con el que obtuvo una crítica sensacional y numerosos galardones, entre ellos el Oscar a Mejor actriz en 2015.
Desde entonces, se ha catapultado mundialmente, aunque ya había participado en otros proyectos como directora y guionista. La nueva heroína de Marvel destaca por sus actuaciones contundentes pero nada superfluas, conduciendo los personajes desde la perspectiva humana y de manera sencilla, incorporando asimismo algunos destellos de perspicacia y astucia según el tono de la historia. 
Carol Danvers ha escuchado durante toda su vida comentarios como que es demasiado emocional para centrarse en el combate. Sin embargo, tras cada caída siempre se ha levantado y no se ha rendido nunca. Ahí reside lo que la hace invencible, su fortaleza y perseverancia. Brie Larson experimenta algo parecido a su alter ego, ya que ha sido boicoteada por los fanatismos y por parte de la crítica.
por la diversidad. Las firmes declaraciones de la actriz en apoyo a la diversidad, la inclusión y el empoderamiento de las mujeres en el cine han despertado las quejas del grupo más tradicional de los cómics. La afición de los superhéroes defiende las «viejas buenas historias», que según los protestantes, solo querían entretener y no imponer una ideología. Sin embargo, siempre han sido un magnífico medio para difundir mensajes políticos. En la década de 1940, Capitán América golpeó a Hitler y años más tarde, Batman y Robin vendían bonos para financiar a las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. 
Es un hecho que los superhéroes son guerreros sociales y Brie Larson ha integrado las habilidades, responsabilidades y valores de una luchadora para que se haga justicia. La actriz seguirá trabajando para que la industria del cine y de la prensa sea más inclusiva, para procurar que las personas, independientemente de su sexo, color de piel o de su diversidad funcional, tengan las mismas oportunidades.