Regreso plagado de dudas y miedos

Agencias
-

Los médicos piden claridad al CSD sobre los test para evitar "errores"

Regreso plagado de dudas y miedos - Foto: Jose Manuel Vidal. Jose Manuel Vidal.

El fútbol profesional español comenzó ayer su particular ‘operación retorno’ hacia esa denominada ‘nueva normalidad’ y a un camino lento, obligado a ser muy meticuloso y estricto, que desemboque en la reanudación de las competiciones en junio.
Desde el 10 de marzo, cuando se disputó ya a puerta cerrada el aplazado Eibar-Real Sociedad en Ipurúa, el estado de alarma decretado por la pandemia cerró a cal y canto el fútbol, cuyas instituciones no han cesado de trabajar en busca de una solución. Casi dos meses después, da los primeros pasos en este tramo inicial de la desescalada, aunque con ciertos recelos, reservas y temores desde sectores como el de los jugadores como el de los médicos.
Los equipos y todos sus componentes tienen las instrucciones básicas precisas del protocolo sanitario para la vuelta a los entrenamientos. Los jugadores tendrán que llevar su equipación puesta al llegar al lugar de entrenamiento y utilizar guantes y mascarilla antes de empezar a ejercitarse, según las instrucciones remitidas por LaLiga para las dos primeras fases del retorno, que incluyen test PCR y de anticuerpos periódicos.


Medidas concretas

En esta fase inicial, los jugadores pasarán test PCR+anticuerpos, y en la segunda habrá entrenamientos en solitario y pruebas de anticuerpos periódicas adicionales. 
El documento explica que los test se realizarán a los jugadores y al resto de empleados que vayan a estar en las instalaciones, así como que la ciudad deportiva que se utilice para reanudar la actividad será desinfectada previamente, siguiendo las indicaciones dadas por las autoridades sanitarias.
Desde la Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol (AEMEF) solicitaron ayer una aclaración sobre la práctica de test preventivos y la inclusión de especialistas que asesoren durante el protocolo de regreso a los entrenamientos.
Los sanitarios subrayaron la prioridad de proteger la salud de los futbolistas y la necesidad de dotar de «certidumbre» a la labor profesional de los servicios médicos en cada una de las fases para la vuelta a la actividad.
En este sentido, la AEMEF anunció que requerirá «indicaciones concretas» sobre la solicitud de pruebas de carácter preventivo supeditadas a Sanidad, y que comparte con la AFE la necesidad de poner a disposición uno o varios especialistas en enfermedades infecciosas.