Hernando avisa a Murcia que su reforma estatutaria fracasará

J.A.J
-
Hernando avisa a Murcia que su reforma estatutaria fracasará

El portavoz de la Junta compara la iniciativa de López Miras de blindar el Trasvase incluyéndolo en el Estatuto murciano con la fracasada reforma que promovió el socialista Barreda para proteger el Tajo. Advierte que también naufragará en el Congreso

Nacho Hernando ofreció una larga disertación sobre el conflicto del agua durante su habitual rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. Al comparar la propuesta de reforma del Estatuto murciano con el fallido cambio que intentó Barreda en el castellano-manchego, manifestó su respeto a la iniciativa lanzada por el entonces presidente socialista de la Junta porque buscaba defender los intereses de la región. Sin embargo, advirtió que la idea del presidente de Murcia, Fernando López Miras, se topará con el mismo muro que la propuesta de Barreda, el Congreso de los Diputados, que da el último visto bueno a los estatutos al ser leyes orgánicas y donde colisionarán los intereses contrapuestos de las distintas regiones en torno al agua.

Hernando también aclaró las recientes declaraciones del presidente de la Junta, Emiliano García-Page, a cuenta de que podría plantear una reforma del Estatuto similar a la de Barreda para contrarrestar la del Estatuto murciano. Explicó que García-Page ofreció esta reflexión en el sentido de exponer la frustración que puede sentir una región si piensa que puede proteger su acceso al agua sólo con cambiar su carta autonómica, sin caer en la cuenta que otra puede hacer los mismo para defender sus intereses. "Qué hacemos con dos estatutos, uno que dice blanco y otro que dice negro", comentó gráficamente ante la hipótesis de que se lanzaran dos proyectos contrapuestos.

Por ello, Hernando se dirigió al presidente murciano para decirle sobre estos proyectos estatutarios que  "no ve usted, señor López Miras, que ni el suyo ni el mio salen adelante en el Congreso de los Diputados".

 

"Dejar de atrincherarnos".

Por ello Hernando aconsejaba a todas las administraciones regionales implicadas en el conflicto del Trasvase Tajo-Segura "dejar de atrincherarnos" y "no tener miedo al futuro" para negociar un acuerdo nacional sobre la gestión del agua. Un acuerdo en el que el Gobierno castellano-manchego, precisó, defenderá el cumplimiento de las recientes sentencias del Tribunal Supremo que obligan a fijar un caudal ecológico suficiente para el Tajo, lo que debe traducirse en una menor disponibilidad de líquido en sus pantanos de cabecera para derivaciones a Levante. El portavoz de la Junta defendió que el arreglo a las necesidades de agua para los regadíos levantinos deben venir de la desalación. "Estamos dispuestos a que el agua desalada les salga regalada, como la del trasvase", manifestó. Y también sumó a esto la disponible en acuíferos subterráneos de la cuenca del Segura, recordando que en la última sequía, cuando llegó a faltar la del Trasvase, Murcia cubrió sus necesidades de riego gracias a los pozos de emergencia. Afirmó que estos acuiferos tienen un caudal "15 veces mayor" que el propio río Tajo.

 

Nuevos recursos contra los trasvases.

Además, Hernando confirmó que el Consejo de Gobierno ha presentado sendos recursos contenciosos contra los trasvases aprobados por el Gobierno central en los meses de diciembre y enero, como suele ser habitual después de que se produzcan estas derivaciones. Estos recursos se basarán, como se ha hecho en unas 30 ocasiones anteriores, en el argumento de que estas derivaciones vulnerarían el principio de prioridad de la disposición de agua por la cuenca cedente, la del Tajo.