La región cumple con el déficit al bajarlo un 75% en 4 años

L.G.E.
-
La región cumple con el déficit al bajarlo un 75% en 4 años - Foto: Alvaro Ruiz

El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, señala que se han pasado de 605 millones en 2015 a los 149 de 2019

Lo adelantó Page el martes, lo ratificó esta mañana la ministra de Hacienda. Y unas horas después salió el consejero del ramo, Juan Alfonso Ruiz Molina a dar los datos. «No solo hemos cumplido, sino que hemos cumplido con creces», recalcó. Hablaba del déficit, que la Junta ha logrado cerrar en un 0,36% del PIBa finales de 2018, cumpliendo así con el objetivo marcado para todas las comunidades el año pasado, de 0,4%. Incluso la diferencia es mayor si se compara con el margen que daba la ministra de cuatro décimas más, hasta el 0,44%.
En millones de euros, el desfase entre ingresos y gastos del pasado año fue de 149 millones de euros.  Una de las claves para que este desfase se haya controlado es que la ejecución de ingresos no financieros y de gastos no financieros fue bastante elevada y equilibrada el pasado año. En concreto, la ejecución de ingresos alcanzó el 96%, mientras que la de gastos llegó al 95%.
Esos 196 millones de euros de déficit pueden parecer muchos millones, pero son pocos si se comparan con el historial que llevaba Castilla-La Mancha. En 2015 estaba en 605 millones, en 2016 se bajó a 318 y en 2017 a 284. A lo largo de la legislatura se ha logrado recortar el déficit en 456 millones de euros, lo que implica una reducción del 75% en cuatro años.
Además por primera vez el consejero de Hacienda puede asegurar que se cumple el objetivo de déficit (y no solo eso, sino que encima se queda por debajo). En 2015 no pudo hacerlo porque se cerró a 1,61%, el doble del objetivo que era del 0,7%. En 2016 cerró a 0,83% cuando lo tenía que haber dejado en 0,7% (en la primera estimación la región cumplía con un 0,72%, pero en la revisión de octubre se elevó). En 2017 lo bajó hasta 0,71%, pero no fue suficiente porque ese año tenía que haberlo reducido hasta el 0,6% (el consejero dijo que habría cumplido si no fuera por 25 millones de déficit de la UCLM y porque contaba con el ingreso de 33 millones de los Fondos Feder y la UEse retrasó).
Lo de poder decir que Castilla-La Mancha ha cumplido podría ser hasta un hito histórico, porque todos los años por una cosa o por otra al final el dato no cuadraba. Ya pasó en la época de Cospedal. En 2012 la cuenta general de la Junta daba un 1,5%, por lo que cumplía, pero la auditoría del Tribunal de Cuentas lo subía a 1,57% y no cumplía. O en 2013, cuando el consejero de Hacienda de entonces dijo que habría cumplido si no fuera porque tuvo que devolver 200 millones de euros al declararse ilegal el impuesto nuclear y por el pago de 65 millones que se debían del IVA.
Este año no se esperan sorpresas. «No hay ni trampa ni cartón», aseguró Ruiz Molina, que recalcó que las cuentas están corroboradas por la Intervención General de la Junta y por la del Estado. Además avanzó que es bastante seguro que Castilla-La Mancha vaya a cumplir con el objetivo de control de deuda, aunque tiene que esperar a que la ministra informe al respecto en abril. Él dice estar seguro al 99,99% de haber cumplido.  
¿Y el objetivo para 2019? Una vez que Castilla-La Mancha ha pasado a la lista de las cumplidoras, ¿qué hay que hacer este año? El consejero contó que el objetivo baja al 0,1%, lo que ve como una nueva «vuelta de tuerca». De hecho se queja de que el PPno permitiera relajarlo, como sí deja la UE.
Ruiz Molina reconoce que la falta de Presupuestos del Estado no lo pone de primeras fácil, pues no llegan ciertos ingresos del sistema  de financiación, pero sí se asumen aumentos de gastos como la subida salarial a los empleados públicos.