550 médicos se apuntan como voluntarios en Madrid

EFE
-

Los profesionales se agrupan en sanitarios no asistenciales, de atención primaria y jubilados, todos ellos dispuestos a regresar al gremio o doblar turnos para ayudar a paliar la crisis sanitaria

550 médicos se apuntan como voluntarios en Madrid - Foto: CAROLINE BLUMBERG

La lista de médicos que se han apuntado ya como voluntarios en el Colegio de Médicos de Madrid alcanza los 550 profesionales para ayudar al Sistema Nacional de Salud a superar la crisis del coronavirus, según el recuento realizado este lunes por esta institución, que ahora los está clasificando para atender la demanda de refuerzos del personal facultativo.

"La idea del registro ha partido simultáneamente desde la junta directiva del Colegio, de sus asesores y de los propios colegiados y colegiadas que nos sugirieron la posibilidad de prestarse como voluntarios para trabajar", ha relatado el presidente del IlustreColegio de Médicos de Madrid (Icomem), el doctor Miguel Ángel Chillón, en una entrevista difundida por el Colegio este lunes.

A raíz de esta idea, según explica el doctor, el Colegio de Médicos de Madrid lo ha hablado "con la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, al igual que con el Servicio Madrileño de Salud, con el consejero de Sanidad y con la viceconsejera y ya estamos en disposición de coordinar estas medidas de apoyo".

En cuanto al tipo de voluntarios que se han apuntado, el presidente del Colegio ha diferenciado tres grupos de médicos diferentes, siendo uno de ellos los médicos que no son asistenciales, porque han abandonado la medicina asistencial y se dedican a otro tipo de actividades de carácter científico, docente o trabajan en la industria, pero tienen su titulación y capacitación técnica.

Por otro lado, los médicos tanto de atención primaria como médicos de familia que están trabajando y que podrían doblar turnos en otros centros, según el presidente de los médicos madrileños.

El tercer grupo es el de los médicos jubilados, "que podrían dar apoyo de distinta manera: por un lado, los que se han jubilado recientemente y que han estado en la medicina asistencial hasta hace unos meses y están en contacto con la sanidad. Y los que han estado hace más años y podría conllevar un pequeño riesgo por la edad, sí pueden tener una función de asesoramiento telefónico, dar consejos o pautas de comportamiento sin necesidad del contacto físico".