La oncología de precisión afina su puntería

J. D. Bazaga (SPC)
-

La Agencia Europea del Medicamento da el visto bueno a la comercialización del primer tratamiento de precisión para tumores con la alteración genética NTRK

La oncología de precisión afina su puntería

No hay un solo tipo de cáncer. Ni siquiera un mismo cáncer es igual en cada persona. Atacar las células con un tratamiento específico para cada una de ellas es la clave del éxito de la oncología de precisión que tiene ahora una herramienta más, y más precisa todavía, para hacer frente a esta enfermedad. 
La Comisión Europea autorizó a finales de septiembre la comercialización en Europa del primer tratamiento de oncología de precisión para los tumores que presentan una alteración del gen NTRK. Se trata de larotrectinib, una molécula desarrollada por la compañía Bayer que «ha demostrado una respuesta elevada y duradera» tanto en adultos como en niños con este cáncer.
El tratamiento para esta alteración genética supone un «cambio de paradigma completo» según destacó Jesús García-Foncillas, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, en la primera jornada del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), celebrado en Barcelona.
«Antes teníamos fármacos por tumores, pero ahora tenemos un fármaco donde no influye que el tumor esté localizado en uno u otro sitio», señaló. Es lo que se llama un tratamiento «con indicación tumor agnóstica porque bloquea la alteración genética que ha dado lugar a la célula tumoral y hace que deje de dividirse y diseminarse por el cuerpo». 
El producto «constituye un hito en el nuevo paradigma de la oncología de precisión al introducir el concepto innovador del tratamiento agnóstico, o lo que es lo mismo, el tratamiento basado exclusivamente en una alteración molecular independientemente del tipo y localización del tumor», determinó, poniendo así el acento en esa «ultraprecisión» del fármaco.
El también profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid subrayó que esta molécula ha conseguido una respuesta positiva «en más del 80 por ciento de los casos estudiados», llegando a desaparecer el tumor en un 17 por ciento de los mismos en los que la enfermedad no permitía más que un tratamiento de estabilización. «Ni combinando la inmunoterapia con la quimioterapia estamos consiguiendo esos resultados», reseñó.
Además, Guido Senatore, director médico de Bayer España, detalló que con larotrectinib «hemos visto respuestas elevadas y continuadas con un perfil de seguridad manejable en pacientes que tienen cáncer con fusión TRK, independientemente de la edad del paciente o de la localización del tumor en el cuerpo», obteniendo un «perfil con muy buena tolerancia y mínimas molestias», añadió García-Foncillas.
cambio de paradigma. Ahora bien, ante un cambio de paradigma de esta magnitud es necesario también cambiar los planteamientos y «la forma de aproximarse» al paciente de cáncer antes de tomar cualquier decisión, advirtió Foncillas, que indicó la necesidad de hacer los estudios genéticos para detectar esas alteraciones tumorales. «Tenemos que preparar nuestros hospitales para incorporar algo que en este momento no está previsto. Tenemos cuatro tecnologías distintas para ver esa alteración, pero hasta la más sencilla implica un cambio de planteamiento en las rutinas diarias de los hospitales», afirmó el experto
Si bien reconoce que de cada 100 análisis será uno el que presente la alteración, asegura que merece la pena porque «aunque suponga un extra de trabajo, el beneficio que podemos ofrecerle compensa lo que conlleva ese esfuerzo de implementación en la rutina».
Es por eso que reclamó la implementación de esa capacidad de realizar análisis genómicos «cuanto antes porque «al final el escenario del cáncer se va a transformar y vamos a compartimentar en múltiples y pequeños nichos, y en función de la alteración genética daremos un tratamiento u otro». 
En el caso concreto de los tumores que tienen la fusión NTRK, subrayó que «no podemos perder la oportunidad de darles un medicamento que está demostrando tener un beneficio sin igual, esto es un antes y un después».
Bayer, con el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento para poder comercializar en Europa larotrectinib, espera que pueda estar disponible en España el próximo año.