Casado acusa a Sánchez de querer imponer una España desigual

-

El popular señala al presidente del Gobierno de atar a Feijóo de querer sacar rédito en Vitoria sin llegar a mencionar a los dos desaparecidos en el vertedero de Zaldivar

Casado acusa a Sánchez de querer imponer una España desigual - Foto: Brais Lorenzo

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este domingo al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de "atacar" a Galicia y al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para "imponer su visión de una España desigual, un Estado asimétrico, un revisionismo del Estado de las autonomías que resulta empobrecedor para todos".

Casado ha participado en un acto en Ourense por el undécimo aniversario de la primera victoria electoral de Alberto Núñez Feijóo, candidato a la reelección por el PPdeG el próximo 5 de abril, en el que también ha participado Mariano Rajoy y ha asistido el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

En su intervención, Casado ha reivindicado la gestión tanto de Mariano Rajoy y de Núñez Feijóo, para quien ha pedido "concentrar el voto" en su proyecto "tranquilo, moderado, de eficacia y con hechos", pero "no porque sea una llegada a meta, sino como un estribo para seguir avanzando" en todas las cuestiones pendientes para España, para lo que la ha ofrecido "el apoyo del todo el partido".

Casado ha criticado que Pedro Sánchez, que ha estado en Vitoria, no haya hecho referencia a las dos personas desaparecidas tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar y, sin embargo, se haya "metido con Alberto Núñez Feijóo".

En su opinión, el líder del PSOE y presidente del Gobierno "quiere que la otra nacionalidad histórica (Galicia) esté al servido de los independentistas y las extrema izquierda" y por eso, ha dicho, "ataca a Galicia, ataca a Feijóo".

Casado ha defendido la "identidad compartida" de los gallegos y ha advertido al Gobierno y a sus socios de que el PP no va a permitir que usen a Galicia "como moneda de canje en su hoja de ruptura de la igualdad" entre españoles.

"Ayer vimos a Puigdemont en Perpiñán. Atacaba la mesa. Decía que no valía para nada. Ya se lo hemos dicho, hemos dialogado, hemos tendido la mano, hemos ofrecido pactar los PGE para no depender de los independentistas" y otras reformas, ha afirmado.

"Pero prefieren imponer su visión de una España desigual, un Estado asimétrico, un revisionismo del Estado de las autonomías que es empobrecedor para todos. Y eso es lo que se juega en Galicia y por eso importa concentrar todo el voto en Alberto Núñez Feijóo", ha continuado.

Antes de Pablo Casado ha intervenido su antecesor al frente del partido, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que ha afirmado que a Galicia, al igual que al conjunto de España, "no le convienen los tripartitos o cuatripartitos" porque van en contra de la necesaria estabilidad de las instituciones.

"Son incapaces, lo han demostrado muchas veces, de gestionar lo público y luego tenemos que venir nosotros (PP) arreglarlo. Es patente, lo demuestra la historia: esta gente pone en peligro la economía y el bienestar de la gente. Esta gente hoy afecta a principios constitucionales básicos, entre ellos, la igualdad entre los españoles", ha continuado Rajoy.

Para el expresidente, el PP "puede y debe gobernar solo, como hasta hoy", ha incidido.

Es absolutamente viable y también que vuelva a ganar porque "no es bueno, ni aquí (Galicia) ni en ningún lugar que los extremistas estén en un gobierno o tengan capacidad ce condicionarlo: Galicia es moderada y templada y no quiere extremismos", ha concluido.

Y por eso, ha continuado, se presenta a la reelección Alberto Núñez Feijóo "para defender los intereses de Galicia, hoy amenazados por la dependencia vital del Gobierno de la extrema izquierda y de los independentistas y por la actitud complaciente de los propios socialistas".

Núñez Feijóo ha criticado en su intervención que el Gobierno se siente a hablar con independentistas "que se burlan" de forma constante, televisada y continuada y ha defendido su proyecto desde Galicia para toda España "para no caer en la división de bloques" y para demostrar "que se puede querer mucho a la tierra de uno y eso no resta ápice a querer a la tierra de todos".

"Creo en la Constitución Española, de principio a fin, en todos los que la han redactado, defendido, en todos los que han muerto por defenderla: en la Constitución, en el Estado de las autonomías, en la igualdad y en la libertad, en eso creo", ha zanjado