La Hostelería pide bajar impuestos de ámbito municipal

S.L.H
-

Es una de las propuestas que el sector ha trasladado hoy a la Junta para que ésta la haga llegar al Gobierno. Se trata de modificar la Ley de Haciendas Locales para que los ayuntamientos que quieran rebajen el impuesto que afecta a las terrazas.

Patricia Franco, Emiliano García-Page y Regina Leal se reunieron por videoconferencia con representantes del sector de la hostelería y la restauración. - Foto: David Esteban

El sector de la Hostelería ha recogido las diferentes fases de desescalada con preocupación e incertidumbre, pues el hecho de no poder completar el aforo de los establecimientos les continuará provocando pérdidas económicas. Esta angustia fue trasladada durante la reunión que el Gobierno de Castilla-La Mancha mantuvo este jueves por la mañana con representantes del sector de la Hostelería y la Restauración. 
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, fue la encargada de dar a conocer a los medios de comunicación las conclusiones de esta videoconferencia, detallando que el sector ha solicitado a la Junta que traslade al Ministerio competente la necesidad de modificar la Ley de Haciendas Locales. Esta norma afecta directamente a los ayuntamientos, de los cuales depende el impuesto que los restauradores deben abonar para poder instalar las terrazas, por ejemplo.
El hecho de que las primeras fases de la desescalada permitan solo llenar un 30% de las mismas o la mitad del aforo del bar o la cafetería provoca incertidumbre en el sector, que aún no sabe cómo poder afrontar las pérdidas acumuladas durante tantas semanas. 
«Piden una bajada de algunos impuestos de ámbito municipal, pero ello debe de pasar por una reforma de Ley de Haciendas Locales, que es lo que hemos pedido al Ministerio, para que aquellos ayuntamientos que quieran tener un gesto con el sector no vean un impedimento legislativo que hoy por hoy tendrían si no se modifica la ley», explicó Franco.


47.000 PERSONAS AFECTADAS POR ERTE EN EL SECTOR. Otra de las preocupaciones del sector es la situación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). La consejera recordó que muchos establecimientos hosteleros y de restauración tuvieron que llevar a cabo ERTE ante la total paralización de sus actividades decretada por el estado de alarma. Del total de ERTE presentados en Castilla-La Mancha, el 20% corresponden al sector de la hostelería. «Podríamos decirles claramente que entre trabajadores y, a su vez autónomos que han cesado la actividad, tendríamos en la región unas 47.000 personas afectadas».
Lo que pide el sector, añadió la responsable regional y así «se lo hemos trasladado al Ministerio, es que los ERTE por causa de fuerza mayor se prorroguen en el tiempo más allá del estado de alarma y hasta que se pueda volver a producir la cierta normalidad en los hábitos consumo y en el retorno de los trabajadores a sus puestos de trabajo íntegramente».
Al respecto, avanzó que vio, durante la reunión que mantuvo con el Ministerio, buena disposición para que esta medida se pueda llevar a cabo. 
Asimismo, el sector reclamó agilizar los préstamos ICO puestos en marcha por el Gobierno central.