scorecardresearch

Una ciudad inclusiva

Manu Reina
-

Aspaym reivindica sus derechos de movilidad urbana con la campaña 'Por aquí no puedo, por aquí no paso' y pide mayor inversión en la capital, como la innovadora actuación que se ha hecho en el Teatro Auditorio José Luis Perales

Una ciudad inclusiva - Foto: Reyes Martínez

Las mismas oportunidades para todos. La Asociación de Personas con Lesión Medular y otras Discapacidades Físicas en la capital (Aspaym Cuenca) celebró ayer un acto de sensibilización sobre movilidad urbana, en el marco de la campaña Por aquí no puedo, por aquí no paso, que tuvo lugar en el Paseo del Huécar y en un Teatro Auditorio que cuenta a partir de ahora con mejores condiciones de accesibilidad. Esta iniciativa reivindicativa de carácter nacional promovida por Aspaym y la Dirección General de Tráfico tiene el objetivo de potenciar un conocimiento cívico, responsable y seguro de los usuarios de las vías, proteger a los usuarios más vulnerables como son las personas con discapacidad y potenciar una movilidad segura en la zona urbana. 

En el acto de sensibilización participaron numerosos miembros de Aspaym Cuenca, con su presidente José Luis Mota a la cabeza, junto a la compañía del alcalde Darío Dolz; el subdelegado del Gobierno en Cuenca, Juan Rodríguez Cantos; la consejera de Bienestar Social, Bárbara García; la concejala de Servicios Sociales, Esther Barrios; la delegada de la Junta, María Ángeles Martínez; la delegada provincial de Bienestar Social, Amelia López; la diputada provincial de Servicios Sociales, Lorena Cantarero y otras autoridades, quienes además realizaron un recorrido por el entorno en silla de ruedas.

José Luis Mota reivindicó tener «una ciudad donde podamos vivir todos con las mismas oportunidades. Por la acera tenemos que ir todos y necesitamos esa necesidad, que podamos disfrutar de nuestras calles y ambientes». Mota, quién también leyó un manifiesto, solicitó una mayor inversión en la capital para tener mayor accesibilidad. 

El alcalde Darío Dolz quiso dar las gracias a Aspaym por «ponernos contra las cuerdas con las insuficiencias que tiene esta ciudad en cuanto a la movilidad. Algunas cosas se van haciendo, pero siempre nos quedamos cortos». El alcalde anunció la propuesta de mantenimiento urbano que se va a ejecutar en la ciudad, cifrada en 1,2 millones de euros, que incluye una parte importante de mejora de la accesibilidad. Dolz recordó que ya se han llevado a cabo actuaciones en este sentido en el Puente de San Pablo y en el entorno del Arco de Bezudo. 

El primer edil subrayó que «se está intentando solucionar el problema de la app de las líneas de autobuses en la ciudad», que lleva sin funcionar desde verano, aunque «es un problema de hackeo que implica empezar de nuevo, pero esperamos que se solucione pronto». Además, Dolz indicó que «las licencias de taxis vigentes son suficientes». 

Por su parte, la consejera de Bienestar Social, Bárbara García recalcó el compromiso del Ejecutivo autonómico con las personas discapacitadas para «que todas las personas tengas las mismas oportunidades, algo fundamental en la sociedad».