scorecardresearch

El IPC subió un 4,8% en septiembre respecto al año anterior

V.M.
-

Los precios experimentaron una subida del 1,1% respecto al mes anterior, destacando en ese sentido los capítulos de vivienda, electricidad y gas, con un aumento del 18,4%, y transporte, con una variación al alza del 10,6%

Un cuadro de contadores eléctricos de una comunidad de vecinos. - Foto: Reyes Martí­nez

Los datos del Índice de Precios al Consumo referidos al mes de septiembre  en la provincia conquense, publicados por el Instituto Nacional de Estadística, reflejan una variación anual positiva del 4,8% respecto al mismo período de 2020 y un incremento superior al punto (1,1%) en relación a agosto.

Así, en lo que va de año los precios han experimentado  una subida del 3,4% por ciento en Cuenca y en esa tendencia alcista destaca sobre todo la subida registrada en el grupo de vivienda, electricidad, gas y otros combustibles, con un 3,8% de subida mensual que llega al 18,4 por ciento en variación interanual y un acumulado en lo que va de año del 16,7%, efecto directo de los precios desmedidos alcanzados por el recibo de la luz. 

Ese efecto es mucho más visible si nos detenemos sólamente en el subgrupo específico de electricidad, gas y otros combustibles, donde la variación anual del IPC llega a superar el 36%.

El sector de vestido y calzado también experimenta un considerable aumento mensual del 6,1%, aunque la subida anual es mucho más leve, apenas un punto, mientras que la subida en el apartado del transporte es mucho más evidente en tasa anual, un 10,6% de aumento y un 9,4% en el acumulado del año, pese a que la tasa mensual repunta un 0,7%. 

El grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas experimentó por el contrario un descenso del -0,2% respecto a a agosto, aunque la variación anual también fue positiva, un 1,3%, algo similar a lo ocurrido en muebles y artículos del hogar, que cae un 0,4% en tasa mensual, pero repunta un 1,3% con respecto a hace un año. El único descenso registrado en variación anual fue en comunicaciones, con un -2,8%, ya que sanidad, enseñanza y otros bienes y servicios apenas sufrieron variaciones.

Además de energía y transporte, en lo que va de año también son dignas de reseñar las subidas experimentadas por restaurantes y hoteles, un tres por ciento, así como el marcado descenso en vestido y calzado, un -12,3%.