El gasto social en la región baja más del 15% en una década

J.S.
-

La región se mantuvo en 2019, no obstante, por encima de la media nacional con 2.526 euros de gasto social por habitante, casi 28 euros más que el conjunto del país

La inversión en Educación en la última década ha caído un 15,7%en Castilla-La Mancha. En términos absolutos son 307 millones. - Foto: Yolanda Lancha

Castilla-La Mancha no ha podido recuperar el gasto que venía destinando a políticas sociales (Sanidad, Educación y Servicios Sociales) desde el año 2009, cuando sobrevino la crisis financiera. En aquel año, y según la Asociación estatal de directores y gerentes en Servicios Sociales, la región destinó 6.078 millones de euros a esta partida en su conjunto, lo que supuso el 72,7 por ciento del presupuesto regional, mientras que en 2019 al cifra cayó hasta los 5.140 millones de euros, un 15,4 por ciento y 938 millones de euros menos.
De hecho es la segunda comunidad de todo el país en reducción del gasto social en este periodo, solo por detrás de Cataluña, que lo ha reducido en más de un 19,6 por ciento. Sin embargo, la curva de inversión en esta partida revela una tendencia ascendente que se mantiene a día de hoy por encima de la media nacional tanto en gasto social sobre el presupuesto como en la cuantía que se destina por habitante y año.
De este modo, en el año 2019 Castilla-La Mancha dedicó más del 61 por ciento de su presupuesto a gasto social frente al 60,6 de la media nacional, destinando 2.526 euros a cada castellano manchego frente a los 2.498 de la media del país, casi 28 euros más por habitante. Bien es verdad que desde hace una década, esa cantidad se ha visto reducida desde los 2.941 euros que se destinaban a cada ciudadano de la región de media en 2009, 415 euros menos.
Si lo desglosamos en los tres apartados que componen el gasto social, encontramos que en Sanidad la región reduce un 11,8 por ciento la inversión en estos 10 últimos años, lo que suponen 317 millones de euros menos. En Educación la diferencia es de 307 millones de euros en la última década, lo que representa un 15,7 por ciento menos.
Si nos fijamos en el apartado de los Servicios Sociales, todas las Comunidades excepto dos (Castilla-La Mancha y Cataluña) han recuperado en 2019 el nivel de gasto en servicios sociales que existía antes de los recortes provocados por la crisis del año 2009. Así, la región ha dejado de invertir 259 millones de euros en esta materia en los últimos diez años, un 26,5 por ciento menos.
Con todo, y salvo en Educación, Castilla-La Mancha se mantiene ligeramente por encima de la media nacional en lo que destina a estas partidas sobre el presupuesto regional, de manera que en Sanidad mantiene el 33 por ciento de la inversión sobre el presupuesto total de la Comunidad, frente al 32,5 de la media nacional, con 1.361 euros por habitante frente a los 1.335 de la media del país.
En servicios sociales el porcentaje sobre el presupuesto regional es del 8,6 por ciento, mientras que la media del país se sitúa en el 7,3. Esto equivale a un gasto por habitante y año de 354 euros frente a los casi 300 de la media nacional. Ya en educación, y siempre según este informe de la Asociación estatal de directores y gerentes en Servicios Sociales, Castilla-La Mancha destina el 19,6 por ciento de su presupuesto frente al 20,9 de la media nacional, siendo de 810 euros el gasto por habitante, 53 menos que la media del país.