Núñez pide al PSOE romper con independentistas en municipios

LT
-

El presidente del PP regional exige a Pedro Sánchez que «rompa los acuerdos de gobierno que mantiene con partidos independentistas en ayuntamientos y la Diputación de Barcelona y tome el control de la situación en Cataluña»

Núñez pide al PSOE romper con independentistas en municipios - Foto: Yolanda Redondo

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha pedido hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que «rompa los acuerdos de gobierno que mantiene con partidos independentistas en ayuntamientos y la Diputación de Barcelona y tome el control de la situación en Cataluña».
De esta forma se expresó Núñez, que ha asistido a la XII Asamblea General de la FEMP en Castilla-La Mancha, tras una nueva noche de violencia y tensión en Cataluña. Al respecto, declaró: «Todos vivimos con pavor viendo a través de los medios de comunicación cómo Barcelona arde y hay un clima de tensión y agresividad tremendo». Lamentó a continuación las decenas de policías heridos.
El líder de los populares en Castilla-La Mancha se refirió a la «inacción» de Sánchez ante la que, afirmó, el Partido Popular está dispuesto a actuar apoyando cualquier medida que el Gobierno de España ponga en marcha, como debería ser el requerimiento a Torra o que el propio Gobierno tome el control de la situación y ponga en marcha la Ley de Seguridad Nacional.
Sin embargo reiteró su decepción ante la actitud del presidente Sánchez «que no hace nada, no toma decisiones y está desbordado». «Hay unas elecciones en tres semanas y son la ocasión de que el Partido Popular desde el gobierno devuelva el control de la situación», indicó, porque «actualmente los catalanes no pueden hacer vida normal ya que, a las puertas de sus casas, hay barricadas, contenedores ardiendo y graves disturbios».
«Torra es a la vez el pirómano y el bombero de esta crisis», aseguró Núñez, que en ese sentido criticó que Pedro Sánchez «no sabe qué hacer y es incapaz de devolver la convivencia normal a los catalanes». Es por eso que insiste en que el PSOE rompa los pactos que mantiene con partidos independentistas catalanes en 40 ayuntamientos de Cataluña y en la Diputación de Barcelona, porque «no se puede gobernar de la mano de quienes promueven la violencia en las calles de sus ciudades».