El Fondo Solidario Globalcaja llega a 200.000 familias

Redacción
-

El presidente, Carlos de la Sierra, subrayó en la reunión del último Consejo Rector -por videoconferencia-, que "desde Globalcaja queremos dar apoyo de una manera eficiente a los colectivos más desfavorecidos, en un momento tan crucial como este"

El Fondo Solidario Globalcaja llega a 200.000 familias

El Fondo Solidario Globalcaja Covid-19 ha comenzado sus aportaciones a los diferentes colectivos más desfavorecidos, en especial, a las personas más vulnerables de la sociedad castellano-manchega. Así serán unas 200.000 familias quienes recibirán y se beneficiarán de estas primeras ayudas del Fondo.

La entidad, consciente de la situación de emergencia actual provocada por el efecto Covid-19 (Coronavirus) y de acuerdo con su fuerte compromiso con Castilla-La Mancha, abrió el plazo de presentación de solicitudes a instituciones, asociaciones, fundaciones, entidades y organismos, sin ánimo de lucro.

El objetivo es desarrollar iniciativas de apoyo a colectivos de personas en situación de riesgo, o se hayan visto agravadas en las circunstancias actuales generadas por el COVID-19, en distintos ámbitos de actuación.

El presidente, Carlos de la Sierra, subrayó en la reunión del último Consejo Rector -por videoconferencia-, que “desde Globalcaja queremos dar apoyo de una manera eficiente a los colectivos más desfavorecidos, en un momento tan crucial como éste; de esta forma aumentamos y mantenemos viva nuestra línea de acción responsable, directa y cercana los 365 días del año con nuestra sociedad”.

La entidad no solo ha puesto en marcha iniciativas en el ámbito financiero para las pymes, autónomos y empresas, tal como ha manifestado su director general, Pedro Palacios, “sino que ha establecido una auténtica cadena de solidaridad para los colectivos anteriormente mencionados, y ha dado un paso más en el contexto tan excepcional al que todos nos enfrentamos”.

Globalcaja ha sido la primera entidad del sector en crear un fondo solidario de estas características, pero ya cuenta con una gran experiencia en este capítulo debido a larga trayectoria de colaboración desde hace más de 50 años con las personas y entidades de Castilla-La Mancha.

La respuesta de la sociedad regional ha sido inmediata y con un gran número de solicitudes, lo que pone de manifiesto la relevancia e innovadora iniciativa de Globalcaja, dirigida especialmente a los más desprotegidos, y que tiene el objetivo de contribuir a la mejora de la situación generada por el COVID-19.

Las primeras ayudas de esta acción solidaria de la entidad han ido encaminadas a tres ámbitos de actuación como son el asistencial, sanitario y de investigación. Han ido dirigidas a asociaciones y organismos de diferentes comarcas y provincias, que destacan por su labor y trayectoria de cooperación con los que más lo necesitan, como pueden ser colegios profesionales, Bancos de Alimentos, Cáritas, AECC, Asprona, Mensajeros de la Paz, etc.

Cada petición al Fondo Solidario Globalcaja Covid-19 va destinada a distintas áreas de actuación, como, por ejemplo, la adquisición de material para la prevención del contagio (mascarillas, guantes, batas, gafas, botas, equipos de protección, etc.), test, y medicamentos entre el personal sanitario, hospitales, centros de salud, ayuntamientos, etc. También para la confección de miles de mascarillas.

Las solicitudes de las asociaciones van dirigidas también sobre todo lo relacionado con los servicios de ayuda a domicilio, apoyo a las personas mayores, residencias, trabajadores sociales; acogida, atención y acompañamiento a familias necesitadas, así como para habilitar zonas de aislamiento para las personas con síntomas con discapacidad intelectual, con la compra de camas.

Otro capítulo es el relacionado con la compra de alimentos, higiene personal y doméstica para familias en riesgo de exclusión social, con seguridad sanitaria gracias a este reparto, así como cobertura para las necesidades básicas para pacientes con cáncer y ayuda a sus familias para el tratamiento médico.

Hay entidades que realizarán esta labor asistencial, por ejemplo, con la compra de libros de cocina, donde se recogerán recetas que las personas con Alzheimer conocen y han visto realizar en el seno familiar, lo que supone un beneficio no sólo para los enfermos sino también para sus familias. Terapias asistidas con perros para mayores, atención y cuidado a personas con discapacidad intelectual que viven en residencias, etc.

Otras irán destinadas a canalizar la compra de tablets y líneas telefónicas para los pacientes aislados y que así puedan comunicarse con sus familias en el Hospital de la Luz de Cuenca. El objetivo es que nadie se quede solo.

En el plano de investigación y desarrollo, otra ayuda del Fondo irá dirigida a validar prototipos para proveer de material de protección sanitaria a la sociedad.

Este fondo, como ya anunció la entidad, está dotado inicialmente con 300.000 euros, y en función de la evolución de la crisis actual, podría ampliar su aportación inicial. Se pueden solicitar ayudas de hasta 3.000 euros por iniciativa, ya que uno de los objetivos es llegar al máximo número de beneficiarios posibles.