Noheda tendrá un nuevo edificio para musealizar sus termas

J. López
-

El millón de euros que destina la Diputación Provincial permitirá acondicionar también los accesos al yacimiento y construir un aparcamiento para los visitantes

Noheda tendrá un nuevo edificio para musealizar sus termas

De la villa romana de Noheda ya se conoce que alberga el mosaico figurativo más grande de Europa, que fue construido en el siglo IV por un hombre de negocios muy acaudalado, o que posee el segundo triclinium –estancia destinada a comedor– más grande del mundo, entre otros hallazgos singulares. Esta joya del Imperio romano se ha convertido en uno de los hallazgos más importantes de la década hasta el punto de llenar páginas y artículos en medios nacionales y en revistas especializadas del mundo. Sin embargo, toda o buena parte de la historia de la villa romana está aún por descubrir.  Esa es la razón que impulsa a las instituciones públicas a invertir constantemente en Noheda para seguir avanzando en las excavaciones y permitir que los ciudadanos puedan visitar el maravilloso y singular conjunto de mosaicos. Buen ejemplo de ello es la nueva partida dedicada exclusivamente a Noheda que aportará la Diputación Provincial. Su presidente, Álvaro Martínez Chana, desveló recientemente que la institución provincial destinará un millón de euros al yacimiento. ¿Qué actuaciones se tienen previstas acometer en breve? El diputado provincial de Cultura y Patrimonio, Miguel Ángel Valero, confirma que el presupuesto asignado permitirá construir un nuevo edificio que «proteja y musealice el balneum», las termas de la villa cuyos mosaicos no han sido excavados aún. De esta manera, dice, «se generarían dos impactos expositivos» puesto que a la musealización del triclinium, que se pone en marcha gracias a los fondos del 1,5% Cultural –las ayudas del ministerio de Fomento– se unirían las nuevas estancias privadas de la villa . «La idea es que el balneum se descubra de forma completa y se añada al recorrido museográfico», explica. También se reutilizará la antigua carpa que protegía los mosaicos en un primer momento y se instalará en el salón de recepciones de la villa para acelerar las excavaciones arqueológicas y que el público que lo desee pueda visitarlas. Esta estancia, destinada como espacio de espera y antesala del triclinium, tendría cerca de 850 metros cuadrados. El georradar reveló en su día que hay suelo sólido, pero se desconoce si existe otro mosaico de teselas, de menor calidad que el hallado, de latericio o mármol. Además, el millón de euros asignado por la Diputación permitirá ordenar el acceso actual al yacimiento que se realiza por las calles estrechas de la pedanía de Villar de Domingo García. «Queremos empezar a trabajar en un aparcamiento para los visitantes y, a la larga, hacer un recorrido lógico desde la carretera al interior», informa Valero, que comenta que, a la hora de establecer una línea en el discurso museográfico, es necesario que «la gente entienda la comunicación que tenía el dominus con los visitantes. Es decir, cómo van entrando en el complejo rural». Y es que, en sólo tres meses y desde que se impulsó el programa Abierto por Obras que permitía que los ciudadanos pudieran visitar el mosaico de forma libre y guiada, por Noheda han pasado nada menos que 19.000 visitantes. «Es el yacimiento más visitado de toda España en este corto espacio de tiempo», apunta  el arqueólogo. Puede que esta sea la razón para tratar de acelerar cuanto antes las inversiones que se van a acometer, una vez que ya está más que confirmado que, hoy por hoy, Noheda «es la joya de la corona de Castilla-la Mancha y se está convirtiendo cada vez más en uno de los reclamos turísticos nacionales más importantes. El impacto turístico que ha tenido está por encima de Atapuerca», declara Valero. 
Otros yacimientos. El plan con los hallazgos arqueológicos de la provincia no queda solo ahí. Se pretende que los yacimientos, los romanos y los íberos que reúnen las condiciones y tienen un estado de conservación óptimo, puedan tener unos réditos sociales y crear empleo, tanto para personal cualificado como para otras labores caso de las de vigilancia. «La idea es generar impactos económicos gracias al patrimonio», indica el diputado provincial, quien menciona el yacimiento de La Cava, en el municipio de Valle de Altomira, como uno de los enclaves que deberían añadirse a la oferta turística. Como también habría que sumar todos aquellos enclaves que forman parte del catálogo patrimonial de Cuenca, que en algunos casos tuvieron financiación a través de Plamit –programa de recuperación patrimonial impulsado por la anterior Corporación provincial–, que «supongan un retorno social y permitan generar un paquete cultural y turístico capaz de redundar en los pueblos de alrededor y devolver a la sociedad lo que esta ha invertido en los yacimientos». La Diputación no se olvidará ni de las importantes villas romanas de Segóbriga, Ercávica y Valeria, «en las que hay que seguir trabajando», ni de dos enclaves históricos como Huete o Moya. En ese sentido, el profesor de Historia Antigua de la Universidad de Castilla-La Mancha manifiesta, en lo referente al Convento de Santo Domingo de la localidad optense y el recinto amurallado de Moya, que «tendrán las atenciones necesarias de conservación, musealización y puesta en valor».