La Junta diseña un plan para la recuperación de 220 millones

S.L.H
-

La consejera de Economía avanza una línea de 25 millones de apoyo a micropymes y autónomos que reanuden su actividad tras el estado de alarma y se comprometan a mantener los puestos de trabajo.

Patricia Franco, consejera de Economía, Empresas y Empleo.

Es sabido que una vez superada la crisis sanitaria vendrá un varapalo económico nunca antes conocido, aunque sus primeros coletazos ya los sufren una gran cantidad de personas con la pérdida temporal o definitiva de sus puestos de trabajo. No obstante, el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha puesto manos a la obra para redactar cuanto antes un paquete de medidas enfocado a insuflar aire al tejido productivo de la región. 
Es por ello que el Gobierno de Castilla-La Mancha presentó este miércoles a los agentes sociales (patronal y sindicatos) un plan extraordinario de medidas para la recuperación económica regional por la afectación del Covid-19 dotado de más de 220 millones.
En rueda de prensa la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, informó de la reunión por videoconferencia que mantuvo el presidente regional, Emiliano García-Page con los representantes de Cecam y los sindicatos, Comisiones Obreras y UGT. 
Un plan que, según explicó, tiene un impacto «a corto y medio plazo, aunque también lo tendrá a largo plazo» una vez que se reconvierta el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica que estaba llevando a cabo la Junta de Comunidades a un nuevo pacto adecuado al escenario económico actual.
Las principales líneas del futuro plan, señaló Franco, estarán centradas en el apoyo a pequeñas y medianas empresas y autónomos, con la protección y el mantenimiento del empleo de las personas trabajadoras de Castilla-La Mancha, con el reforzamiento de las políticas activas de empleo y medidas específicas para los sectores del turismo, el comercio y la artesanía.
La titular de Economía, Empresas y Empleo especificó que el paquete de medidas propuestas tiene «una estimación presupuestaria» de más de 220 millones de euros, de los que «una gran cantidad» se reflejará en el presupuesto de 2020, ya que más de 110 millones «afectan de lleno» al presupuesto de la Junta de Comunidades para este ejercicio.


25 millones para autonómos y micropymes. La consejera incidió en que, entre las propuestas que se espera pactar con los agentes sociales está una línea de apoyo a autónomos y micropymes con menos de una decena de empleados, que estaría dotada con 25 millones de euros para cubrir «gastos prioritarios» como el pago de cuotas, nóminas o alquileres.
Franco, que dijo que el decreto «está en cocina» y que se llevará al Consejo de Gobierno en las próximas semanas, señaló que los requisitos para acceder a estas ayudas son que reanuden la actividad una vez finalizado el estado alarma y que se comprometan a mantener los puestos de trabajo.
Igualmente, apuntó que se pondrán a disposición de los autónomos otros 6,1 millones de euros en tres apartados: para aquellos que mantengan la actividad, los que la reconviertan y los que quieran apostar por el emprendimiento tras la crisis.