CCOO exige planes de prevención contra los 'golpes de calor'

C.S.Rubio
-

Y en el ámbito específico de la educación, el sindicato reclama la adecuación de los centros y del calendario escolar, para limitar la exposición de alumnos y docentes a altas temperaturas

CCOO exige planes de prevención contra los ‘golpes de calor’


A dos semanas de que entre oficialmente la temporada de verano, CCOO ha puesto en marcha la campaña informativa  #PeligroGolpesCalor.  Y es que, como explica la secretaria general de Política Institucional y Salud Laboral del sindicato en Castilla-La Mancha, Raquel Payo, todavía falta mucha sensiblización ante un riesgo laboral que está detrás de unas 1.400 muertes en España cada año.
La exigencia de Comisiones en este sentido es clara: la puesta en marcha de planes de prevención de riesgos contra los ‘golpes de calor’ en las empresas de la región.  «Es necesario que el riesgo de exposición a la radiación solar esté evaluado y se adopten las medidas preventivas oportunas», explica Payo, «las empresas tienen que tener  identificados los puestos y las tareas con posible exposición al calor extremo».
Desde el sindicato se insiste en que se deben analizar los parámetros que pueden agravar el efecto causado por el calor en los trabajadores, como el uso de equipos de protección individual, la alta humedad, la falta de circulación de aire, la exposición directa al sol, especialmente en las horas de más calor, el trabajo solitario o el uso de sustancias químicas.
ante todo, planificar. Como insiste Payo, la principal medida preventiva es la planificación y organización del trabajo. Prevención que pasa por adecuar los trabajos de más intensidad física a las horas de temperatura más baja, planificar los trabajos limitando la exposición durante las horas centrales del día, proporcionar zonas de sombra y establecer ciclos de trabajo, con descansos frecuentes.
Sin olvidar otro tipo de medidas como la implantación de la jornada continuada durante los meses de verano, como forma de mejorar la salud y seguridad del conjunto de trabajadores.
Cómo combatir el calor en las aulas. En el ámbito específico de la educación, desde CCOO se insiste en la necesidad de adecuar los centros escolares a las altas temperaturas que se sufren en muchos puntos de la  región durante los meses de junio y septiembre.
Una adaptación que no solo pasa por instalar aire acondicionado en las aulas -medida que supondría un alto coste económico y energético-, sino por poner en marcha nuevos modelos de planificación.
Aquí, Payo apuesta por adaptar  el calendario escolar de Castilla-La Mancha para evitar que alumnos y docentes se vean expuestos a  altas temperaturas a final de curso, más cercano a la época estival.
Una medida en este sentido sería, por ejemplo, acortar las vacaciones en Navidad y Semana Santa y ampliarlas durante los meses de más calor. Si bien la más factible a día de hoy pasaría por concentrar las asignaturas de mayor carga lectiva durante las primeras horas del día y dejar las últimas horas para actividades más lúdicas. «Es una cuestión de voluntad por parte de la Administración», concluye.