Los héroes de Notre Dame

EFE
-
Los héroes de Notre Dame - Foto: POOL

El presidente francés, Emmanuel Macron, honra en el Elíseo a los bomberos que participaron en la extinción del incendio que devastó la catedral parisina

Tres días después del incendio que devastó parte de la catedral de Notre Dame de París, la conmoción provocada por el accidente, que dio la vuelta al mundo, dejó paso ayer a los homenajes, con los bomberos en el centro de los mismos, héroes por haber salvado lo más esencial del templo.
Recibidos en el Elíseo por el presidente, Emmanuel Macron, muchos del medio millar de los que participaron en la extinción fueron aplaudidos posteriormente en el Ayuntamiento.
Los bomberos fueron aclamados, responsables de haber evitado que las llamas -cuyo origen, según la investigación, fue accidental-, redujeran a cenizas el monumento gótico, que se mantiene en pie, desprovisto de cubierta, pero reconocible desde el exterior.
«El principal foco de preocupación sigue siendo el frontispicio norte del transepto, aunque su situación ha mejorado», señaló el ministro de Cultura, Franck Riester. Buena parte va a ser desmontada, para evitar dejarlo a merced de las intemperies climáticas.
Riester agregó que, además, se va a retirar una estatua de un ángel que está inestable y también algún elemento del campanario sur, que amenaza con caer sobre los órganos de la catedral y dañarlos.
Macron insistió en que los bomberos adoptaron «las decisiones adecuadas», al centrar su intervención en evitar que las llamas alcanzaran las torres, lo que podría haber sido fatal para Notre Dame.