Hallan datos de que la desaparecida en Cornellá está muerta

Europa Press
-

La Policía encuentra en un de los registros de los pisos de los detenidos que a Janet Jumillas la mataron

Hallan datos de que la desaparecida en Cornellá está muerta - Foto: Enric Fontcuberta

Los Mossos d'Esquadra han encontrado elementos que confirman que a Janet Jumillas, desaparecida en Cornellà de Llobregat (Barcelona) en marzo, presuntamente la mataron, según han informado fuentes cercanas al caso. 
Estas pruebas fueron halladas durante el registro en un piso de uno de los dos detenidos ayer por su presunta vinculación con el caso, según las citadas fuentes. 
Los Mossos arrestaron a dos personas por su presunta relación con la desaparición de Jumillas, vista por última vez el 13 de marzo, y la investigación de la Unidad Central de Desaparecidos de la policía catalana sigue abierta bajo secreto de sumario. 
Los dos detenidos han estado hoy en dependencias de la comisaría de los Mossos en Cornellà para prestar declaración, y posteriormente pasarán a disposición judicial. 
En un comunicado, la policía catalana ha informado de que los sospechosos son dos hombres de 23 y 32 años, y que el mismo día de su detención registraron sus domicilios en Cornellà de Llobregat y El Prat de Llobregat (Barcelona). 
La desaparecida fue vista por última vez por sus familiares, que presentaron denuncia formal al día siguiente en comisaría, y explicaron que la mujer tiene dos hijos menores a cargo y que nunca había pasado la noche fuera de casa. 
La mujer se marchó el día de su desaparición a hacer un trámite en las oficinas de la Agencia Tributaria de Cornellà y ya no regresó, y los Mossos encontraron, tras abrir su investigación, el coche de la mujer aparcado correctamente cerca de esta zona y sin señales de haber sido forzado. 
Durante las semanas de investigación, se ha tomado declaración al entorno de la mujer, tanto familiares como amigos, para poder concretar de qué tipo de desaparición se trata, si voluntaria o involuntaria. 
La mujer no tiene pareja estable ni tampoco había manifestado anteriormente ninguna conducta o voluntad suicida, según fuentes consultadas.