ÁNGULOS INVERTIDOS

Jesús Fuentes


Mitología de los comienzos. Isabel Muñoz

09/04/2021

Entren, acérquense al Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-la Mancha (CORPO) de Toledo. Y vean. Vean las dos videocreaciones de Isabel Muñoz, premio nacional de fotografía de 2016, entre otras obras de la colección Roberto Polo. Vean los ‘Retratos Imaginarios’ de Flouquet, y escuchen las voces y sensaciones pintadas o esculpidas de épocas aún no muy lejanas. Dos muestras temporales con las que se inaugura la nueva etapa de un espacio expositivo para descubrir.
En la sala 1ª, nada más entrar, en la pared transformada en pantalla continua, contemplarán la primera creación de Isabel Muñoz, especial para la ocasión. Danzantes de ‘butoh’ representan con sus movimientos corporales el origen de la vida en aguas ancestrales. Las figuras, anfibios de un universo primario, giran en un ritual cósmico, celebrando la vida en sí misma hasta que una masa de plásticos les atrapa en una tortura brutal. Desplácense, después, a la sala 5, donde los mismos danzantes representan una versión de la narración bíblica de Eva y Adán. No existen interpretaciones patriarcales posteriores. Cada uno ha tomado una manzana del árbol del bien y del mal. No hay serpientes tentadoras, ni mujeres seductoras ni seducidas, ni hombres engañados. Los dos han querido probar los frutos de la ciencia y de la sabiduría. A cambio han perdido la inmortalidad. Y para que no olviden su inaugurada condición mortal, entre ellos, un péndulo, con el ritmo de un diapasón incansable, marca el tiempo de la vida. Acompañando los movimientos, monjes sintoístas recitan plegarias monocordes en sánscrito, invocando la luz y la energía.
¿Quién es Isabel Muñoz? Es una mujer a quien el destino ha colocado temporalmente en la ciudad de Toledo. «Lo deje todo, porque creo en el destino», afirma, cuando la invitaron a exponer en Toledo. Y se puso a trabajar con las imágenes de los bailarines de ‘butoh’, un movimiento surgido en Japón tras las hecatombes nucleares de Hiroshima y Nagasaqui. Pero también nos ha contado historias de bailarines de capoeira, el latido oscuro de las maras del Salvador, los rituales de la yakuza o el idioma corporal de algunos pueblos de África. Isabel Muñoz ha traído a Toledo una muestra de su mundo fotográfico, que podemos contemplar en el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-la Mancha (CORPO).