Un aliado en la medicina

SPC
-

La inteligencia artificial es una herramienta de gran valor para los sistemas sanitarios, ya que permite gestionar grandes cantidades de datos útiles a la hora de tomar decisiones

Un aliado en la medicina - Foto: Wavebreak Media LTD

La Inteligencia Artificial ofrece un enorme potencial para transformar la atención médica y la forma en que entendemos la salud. Puede cambiar los sistemas de salud de los países de ser reactivos a proactivos, e incluso predictivos. Para los profesionales de la salud y los profesionales de las ciencias de la vida es una herramienta de valor incalculable para gestionar grandes cantidades de datos que nos permitan tomar decisiones más informadas. 
Hay oportunidades para aplicar técnicas de inteligencia artificial, aprendizaje automático y ciencia de datos en toda la vía de atención, desde el descubrimiento temprano de medicamentos hasta el desarrollo, la fabricación y la cadena de suministro. Una de las experiencias en este sentido que está llevando a cabo Novartis surge de la alianza entre su Fundación y Microsoft, que se han asociado para desarrollar una herramienta de salud digital para acelerar la detección de la lepra mediante el análisis de imágenes de lesiones cutáneas. Esto podría conducir a una realidad en la que las personas en cualquier lugar del mundo puedan fotografiar y cargar imágenes de lesiones en la nube, y luego recibir asesoramiento sobre si deben visitar a un especialista médico.
El acuerdo trasladará, además, el poder de la inteligencia artificial a cada empleado de Novartis y ayudará a la compañía a abordar algunos de los desafíos computacionales más difíciles. En este sentido, permitirá a la firma seguir investigando en materias como la química generativa, la segmentación y el análisis de imágenes para la puesta en marcha de tratamientos avanzados y la optimización de las terapias celulares y genéticas a escala.
El uso de la inteligencia artificial en la salud se encuentra todavía en una fase embrionaria, pero se espera que pueda ayudar a sugerir nuevas moléculas que repercutan en una mejora de la vida de las personas. No obstante, para aprovechar todo su potencial, se debe integrar de manera completa y reflexiva en el flujo diario de trabajo y procesos. La inteligencia artificial no solo no está reñida, sino que va a necesitar a los profesionales sanitarios.
Aplicarla ayudará a los a expertos a examinar toneladas de información y destilar aspectos clave; sugiriendo nueva información en cada paso del proceso para ayudar a la toma de decisiones; e incluso automatizar tareas mundanas para liberar tiempo para trabajos de mayor valor. 


Mejorar la vida

La inteligencia artificial también puede ser muy útil para mejorar la atención a pacientes. Una de las herramientas más innovadoras que Novartis ha puesto en marcha son los chatbots, interfaces basadas en texto o voz que pueden proporcionar información a los pacientes, ayudar en el triaje de los problemas que el paciente está experimentando y proporcionar un asesoramiento inicial y apoyo para manejar un problema. Esto es gracias a la inteligencia artificial que permite procesar y recopilar gran cantidad de datos, esto es, millones de términos clínicos. 
En la misma línea, ha desarrollado a nivel internacional Nerve Live, una plataforma desde la que monitoriza en tiempo real los ensayos clínicos que desarrolla en todo el mundo.