El campeón asalta 'La Fonteta'

Europa Press
-

El Valencia Basket sucumbe ante el CSKA (71-96) en el inicio de la competición europea en un duelo que los moscovitas dejaron sentenciado desde el inicio

El campeón asalta 'La Fonteta' - Foto: Miguel Ángel Polo

El Valencia Basket perdió este viernes por 71-96 ante el CSKA de Moscú en la primera jornada de la Euroliga, en un partido de más a menos y en el que destacó Darrun Hilliard al convertir 22 puntos, liderando al equipo visitante en su retorno al torneo cuyo título ganó el pasado curso. 
Así, el conjunto 'taronja' se estrenó con mal pie ante el vigente campeón, que mitigó el apoyo de las gradas de La Fonteta con un inicio arrollador. Un parcial de 2-11, fraguado desde la labor ofensiva de Mike James y el propio Darrun Hilliard, puso cuesta arriba el cuarto inaugural para los locales (17-24). 
Aunque respondió con pericia en el juego exterior, el Valencia Basket no pudo acercarse a su rival en el marcador hasta el primer minuto del siguiente periodo (21-24). Lo consiguió gracias a una canasta del pívot Bojan Dubljevic, el más entonado por parte 'taronja' en todo el encuentro. 
El montenegrino se alió con el escolta belga Sam Van Rossom, autor de varias asistencias oportunas, para mantener a raya al CSKA. Pese a todo, la maquinaria en ataque del defensor del título se lució con Andrey Vorontsevich desde la línea de triple, para una estadística en la que Hilliard sobresalió aún más hasta el intermedio (38-50). 
La desventaja del cuadro valenciano no era una utopía para remontar, pero los pupilos de Dimitris Itoudis manejaron el ritmo de casi todo a la perfección. Al aspecto anotador se unió Will Clyburn en un par de lances que desesperaron al conjunto anfitrión, sin capacidad de reacción desde el banquillo para frenar a su adversario. 
El tercer periodo fue un particular vía crucis para los pupilos de Jaume Ponsarnau, que además lo cerraron encajando un triple de Daniel Hackett y otro inmediatamente después del citado Clyburn. De poco sirvió que el pívot australiano Brock Motum entrara en faena de cara al aro, pues el Valencia Basket echó en falta la puntería de los 'pequeños'. 
Guillem Vives y Aaron Doornekamp encestaron migajas en un partido gris, como rémora a un equipo que jamás encontró el modo de replicar al CSKA. El último cuarto se agotó como un mero trámite, quizá pensando ya en el próximo compromiso de ambos clubes en esta máxima competición continental. 
En el caso 'taronja', tocará jugar el 11 de octubre (20.30 horas) en la cancha del Olympiacos. Podría ser una buena ocasión de dar un golpe de autoridad en este inicio de temporada, pues el club de El Pireo cayó este mismo viernes por 82-63 en su visita al LDLC ASVEL Villeurbanne.