Desciende la superficie de producción ecológica en Cuenca

J. López
-

El último informe estadístico del Ministerio de Agricultura revela que en 2019 se utilizaron 38.500 hectáreas de terreno, mil menos que en el año anterior

Desciende la superficie de producción ecológica en Cuenca

La superficie dedicada a la producción ecológica en la provincia sufrió un ligero retroceso en el pasado año, pero el número de agricultores que apuestan por este tipo de agricultura se ha visto incrementado en los últimos años. Así lo corrobora el último informe de estadísticas del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, elaborado en noviembre, que revela que la superficie de cultivos ecológicos de 2019 alcanzó las 38.508 hectáreas.  La cifra quiebra la tendencia al alza que se había dado un año antes, puesto que en 2017 se registraban 35.614 hectáreas de agricultura ecológica y al año siguiente, en 2018, se subió hasta las 39.491 hectáreas.
La buena noticia es el aumento del número de operadores, productores agrarios y comercializadores, que se dedican actualmente a la agricultura ecológica. En 2017 se sumaban un total de 1.193 operadores, 1.125 de ellos productores y 12 comercializadores y al año siguiente aumentaba la cantidad hasta los 1.240 operadores (1.165 productores agrarios y 14 comercializadores). En cambio, las últimas estadísticas revelan que el total de operadores durante el pasado año se incrementó notablemente hasta los 1.295. Suben los productores agrarios, que suman ya 1.196 y también lo hacen los comercializadores, que alcanza la cifra de 28.  
Las estadísticas de 2019 señalan que la bajada de hectáreas dedicadas a la ecología se dejan notar en los cultivos de tierras arables, que pasaron de 12.274 hectáreas a 11.447. Caen los cereales para la producción de grano, las legumbres secas y proteaginosas para la producción de grano, los cultivos industriales, las hortalizas frescas y fresas, y las plantas cosechadas en verde para alimentación animal. Por otro lado, se mantienen los barbechos y suben de forma moderada los tubérculos y raíces. 
Otros cultivos. Los cultivos permanentes se mantienen respecto a años anteriores. En 2017 se registraban 23.377 hectáreas, en 2018 se subió hasta las 26.123 hectáreas y en 2019  se han sumado 26.233. Suben cerca de mil hectáreas de viñedo ecológico, que en la actualidad tiene destinadas a esta producción 13.950 hectáreas. 
Sin embargo se mantiene la superficie dedicada a olivar ecológico, ya que de las 6.558 hectáreas de 2018 se pasa a las 6.773 del año pasado, y caen los frutos secos como la almendra o el pistacho, que han pasado de las 6.481 hectáreas a las 5.525 actuales.  Otros cultivos ecológicos como la seta han experimentado una subida en el último análisis de Agricultura. En 2018 se dedicaba únicamente 0,92 hectáreas, mientras que en 2019 se alcanzó 1,63 hectáreas de superficie por este concepto. 
También se ha producido un descenso en el número de  hectáreas dedicadas a los pastos permanentes. Hace dos años se habían registrado 1.092 hectáreas de pastos y praderas, pastos pobres y terreno dedicado a dehesa, mientras que en el pasado año se bajó a las 828 hectáreas.
En cuanto a la ganadería ecológica, en la provincia se cuantifican 51 toneladas de carne (peso en canal) en 2019, de las que 34,4 pertenecen a ovino y 17,4 a carne avícola. En el año anterior se habían contabilizado 49,5 toneladas, 38,5 de carne ovina. 
Además, en 2018 había 13 explotaciones ganaderas consideradas ecológicas y en 2019 existen 12, seis de ellas para gallinas de puesta de huevos. Precisamente, las empresas avícolas produjeron 20,6 millones de huevos ecológicos en 2019 por los 9,5 millones del año anterior. Otra de las subidas notables es para la leche cruda de oveja y cabra. En 2019 se registran 52,7 toneladas por las 4,9 de 2018.