La Junta califica 12 sectores económicos de "estratégicos"

J.A.J
-

Esta amplia enumeración, recogida en el guión del futuro plan para la recuperación, suma los sectores vinculados a la prestación de servicios públicos a ramos tradicionales de la actividad privada como la agricultura, el turismo o la vivienda

La vivienda es uno de los sectores económicos que la Junta califica de "estratégico". - Foto: Yolanda Lancha

Durante su última comparecencia, el vicepresidente Guijarro insistió repetidamente en que el documento de inicio de conversaciones con agentes políticos y sociales identifica 12 sectores económicos en la región a los cuales calificó como «estratégicos». Estos sectores, según se identifican en el texto que ha podido leer este medio, tienen en su conjunto capacidad de englobar casi toda la actividad productiva privada regional tal y como la conocemos. Aunque sorprende la entidad propia que se da a uno de ellos, el de los sectores vinculados a la prestación de servicios públicos.
Los otros 11 sectores identificados como estratégicos por la Junta son, en muchos casos, ya reconocidos así de facto por muchos castellano-manchegos. Así, aparecen el turismo, el comercio, el sector agrario, el sector industrial en general, la industria agroalimentaria en particular, la vivienda, la  investigación e innovación, las industrias culturales, y las energías renovables. Se añade la economía circular, que agrupa las distintas actividades de reutilización, valorización o minimización de residuos.
La enumeración de sectores estratégicos es tan amplia que pocos se sentirán dolidos por su ausencia. Aunque siempre se pueden detectar faltas de mención expresa como la de la artesanía, aunque puede ser considerada una industria cultural, o los medios de comunicación, un sector especialmente golpeado por el hundimiento de la publicidad y los recortes de plantillas en la actual crisis, a no ser que se le considere vinculado a la prestación de un servicio público como el de información.
Por lo demás, el texto enviado a agentes políticos y sociales parece más un índice de asuntos para hablar que de propuestas para resolver. Sirva de ejemplo su epígrafe dedicado a posibles reformas legales, en el que se incluyen cuestiones ya en el  debate público desde mucho antes que llegara la epidemia, como la reforma del Estatuto de Autonomía  o la Ley contra la Despoblación.


Ley de medidas urgentes.

Al hilo de este proyecto de plan acordado por la recuperación económica tras el coronavirus, Guijarro también planteó  la tramitación de una ley de medidas urgentes «que signifique una simplificación importante de los trámites a los que se ven sometidos cualquier proyecto o actuación empresarial que se quieran llevar a cabo en nuestra comunidad autónoma», según declaró. Esta ley se incluye en las iniciativas legislativas propuestas en el guión del plan, junto a una norma de actuaciones prioritarias.