Más coches, más casas y más empresas

C.S.Rubio
-
Más coches, más casas y más empresas

La confianza empresarial se vuelve a situar por encima de la media y el buen comportamiento de sectores como el automóvil, el turismo y la construcción, también hacen esperar buenos resultados para el cierre del año. No obstante, Ojo al PIB y al IPC

c.s.r. / toledo
La economía regional termina el año con un ‘progresa adecuadamente’. Algo que se ve en la calle, donde hay más coches (20.000 más entre julio y septiembre), se venden y reforman más casas (un 25% más) y se crean más empresas (554 en tres meses), como indicaba esta mañana el gerente de la Fundación Eurocaja Rural, Vicente Muñoz, durante la presentación del último Termómetro Económico de Castilla-La Mancha, elaborado en colaboración con la UCLM y correspondiente al tercer trimestre.
Algo que, como recalcó, se traslada en una creciente confianza empresarial. Y es que, «trimestre tras trimestre vemos como la confianza empresarial de los castellano-manchegos es mayor que la del resto de empresarios de España».
No obstante, también apuntó la necesidad de estar «vigilantes». ¿Por qué? Porque, si bien «nuestros datos son buenos, tenemos que mirar de reojo un par de indicadores en el salpicadero por si acaso empeoran: el PIB y el IPC».
En este sentido, y aunque el PIB sigue siendo positivo, ya se puede hablar de ralentización. Según la Airef, la economía regional habría cerrado septiembre con un crecimiento del 1,9% interanual, lejos de las cifras de 2017 y 2016 y por debajo del conjunto de España. En cuanto a los precios, y aunque el IPC sigue estando en la «zona sana», «cuidado, que está creciendo y que venimos de una paradoja económica: hemos inyectado muchísimo dinero en la economía y sin embargo no se nos ha disparado la inflación», señaló.
Con todo, hay lugar para el «optimismo», según Muñoz. Afirmación que argumentó en el buen comportamiento de sectores como el turismo, que el último trimestre «ha crecido tanto en visitantes como en pernoctaciones», o las exportaciones, donde se sigue creciendo por encima de la media, pese a los ‘nubarrones’ del Brexit y la política proteccionista de Trump.
En este punto optimista, también incluyó al paro, que aunque sigue siendo elevado, ha tenido una «muy buena bajada» de 2,4% respecto al trimestre pasado. Dato que «nos sitúa en el 16,7%» y lejos ya de la temida barrera del 20% de años atrás.
Por sectores, la industria y la agricultura registran buenos datos, el sector servicios mantiene la línea el crecimiento a nivel nacional y la construcción ofrece «cifra mejores», con un aumento del 8,9% en el número de ocupados, 5.500 más con respecto al mismo periodo del año anterior.
En el caso concreto del sector servicios, su cifra de negocios ofrece tasas de variación interanuales positivas y significativas para julio, agosto y septiembre (8,7%, 6,71 y 5,3%), bastante similares a las nacionales (7,8%, 8,1% y 4,4%).
 Asimismo, se registra una «pequeña reducción» de la deuda de la región en tres décimas con respecto al trimestre anterior, con 14.733 millones de euros de deuda en Castilla-La Mancha.