Aprobado en Ciencias y al borde del '5' en Matemáticas

C.S.Rubio
-

El último informe PISA refleja que los estudiantes de la región están ligeramente por debajo de la media del país en matemáticas y peor que hace tres años. En Ciencias sí logra el 'aprobado', si bien está también por debajo del nivel OCDE.

Aprobado en Ciencias y se al borde del ‘5’ en Matemáticas - Foto: Luis López Araico


El último informe PISA, dado a conocer esta mañana, no deja los mejores resultados en Castilla-La Mancha. Y es que, si bien la región aprueba en Ciencias (es decir, supera la media estatal en la materia) y se queda al borde del ‘5’ en Matemáticas, se mantiene por debajo del promedio de la OCDE (489 puntos en ambas materias) y,  lo más grave de todo, empeora sus resultados en relación al último estudio, presentado hace ahora  tres años.
Matemáticas. El caso de las Matemáticas, la región logra una puntuación de 479 frente a los 480 de la media estatal y diez puntos por debajo de la de la OCDE. Una ‘nota’ muy lejos de los resultados alcanzados por chinos (591), japonés (527) o polacos (516), por citar solo algunos de los países situados en el top ten de este ránking educativo mundial.  Sin perder de vista otro dato a tener en muy cuenta: la brecha  sigue aumentando con las regiones del norte de España, especialmente con Castilla y León y Navarra, que son, de lejos, las que mejores resultados obtienen en este área, superando la barrera de los 500 puntos.
Sin embargo, el dato más preocupante no está en esta suerte de ‘suspenso’, sino en el hecho de que se ha bajado la puntuación con respecto al último informe, donde los castellano-manchegos alcanzaron una nota media de 486 en Matemáticas, prácticamente al nivel entonces de la OCDE (490) y  de la media española.
No obstante, no todos los alumnos son iguales. Un 28 por ciento se sitúa en el ámbito que PISA ha venido a denominar de ‘bajo rendimiento’. O lo es que es lo mismo, uno de cada cuatro ha mostrado dificultades a la hora de resolver problemas con números enteros o extraer datos de una gráfica. Frente a estos, un 7 por ciento  se podría incluir en los llamados niveles de excelencia.
Ciencias. Castilla-La Mancha tampoco progresa adecuadamente en Ciencias. Aunque ligeramente por encima de la media estatal (484 puntos frente a 480), la puntuación obtenida también cae, y mucho, con respecto al informe de 2016 (entonces su nota estaba en  497 y era la novena comunidad con mejor puntuación). Además, aquí también se ve el ya citado aumento las diferencias con las comunidades del norte, especialmente con  Castilla y León y Galicia, que siguen marcando la excelencia patria en materia educativa, al nivel de los aplaudidos modelos de Finlandia o Suecia.
Con todo, y como también pasa en Matemáticas, los resultados no son tan homogéneos como a simple vista marca una media. Así, un 21 por ciento de los estudiantes de la región se sitúan en el nivel ‘bajo rendimiento’ y ningún alcanza el nivel de mayor excelencia determinado por PISA. Resultados que, por otra parte, no presentan  grandes diferencias con la media estatal y que, por el contrario, sí están muy lejos del fracaso registrado en Melilla y Ceuta, donde la mitad de los alumnos no fueron capaces de resolver los retos planteados en la prueba.
Cabe recordar aquí que España ha participado desde su inicio (2000) en el estudio PISA. En esta séptima edición han colaborado en su estudio principal más de 1000 centros educativos y más de 35.000 estudiantes, en una amplia muestra representativa de la población total del alumnado de 15 años en todas las comunidades autónomas.
Este informe es un estudio de evaluación internacional, promovido por la OCDE, que intenta responder a una necesidad común a todos los sistemas educativos actuales: delimitar, describir y explicar lo que los jóvenes de 15 años, que ejercerán en poco tiempo después sus derechos como ciudadanos, conocen y saben hacer, aplicando sus conocimientos a una variedad de entornos y contextos, al final de su etapa educativa obligatoria.