Reabren los puntos de encuentro familiar

L.G.E.
-

Hay uno en cada capital de provincia y en Talavera para entrega y recogida de menores de padres separados. El servicio de mediación y orientación familiar de la Junta ha recibido un incremento de solicitudes de un 17% durante el confinamiento

Reabren los puntos de encuentro familiar - Foto: Rubén Serrallé

Con la entrada de toda la región en fase 1, la Consejería de Bienestar Social va devolviendo la normalidad a algunos de los servicios que presta. La consejera, Aurelia Sánchez, confirmó esta mañana que «en próximas fechas va a comenzar la reapertura» de los puntos de encuentro familiar. Son lugares habilitados para la entrega y recogida de menores de padres separados, pero que han estado cerrados durante el Estado de Alarma. Sánchez indicó que se han producido algunos intercambios, pero de forma «muy excepcional».
Estos puntos de encuentro familiar, ubicados en las cinco capitales provinciales y Talavera, van a reabrir sus puertas, pero con limitaciones. La consejera explicó que van a estar activos para que «los padres que son los custodios de los hijos puedan ir a ceder la guarda». Pero aclaró que lo que no se van a poder hacer son las visitas que antes se realizaban dentro de esos centros.

Mediación y orientación familiar
La consejera explicó que otros servicios han podido mantenerse aunque de forma telemática, a través del teléfono o de Internet. Es el caso del servicio de mediación y orientación familiar, que incluso «de forma excepcional» también ha hecho alguna intervención presencial. Está pensado para parejas que «tienen conflictos o necesitan apoyo para su separación». Para ello hay trabajando un equipo de psicólogos y juristas. Sánchez apuntó que en estas semanas de confinamiento las solicitudes pidiendo la atención de este servicio han crecido un 17%.  «Son 79 las familias que han sido atendidas por primera vez en este programa», apuntó.

Aulas de familia
También ha crecido el seguimiento de las aulas de familia. La consejera contó que se crearon para dar apoyo a los padres en la crianza de bebés o en etapas complicadas como la adolescencia. Con el coronavirus se dejaron de programar estas aulas presenciales y pasaron a ser virtuales. «Han tenido más afluencia de familias interesadas que cuando eran presenciales», aseguró la consejera.

Bullying, abuso infantil, violencia familiar
Sánchez indicó que hay muchas situaciones que no podían quedar desatendidas durante el Estado de Alarma y que por eso han seguido funcionando a través del teléfono o la vía telemática. Así se ha hecho, por ejemplo, con el programa ‘Tú cuentas’ de lucha contra el bullying (el acoso entre menores). «Los teléfonos han estado y están alertas», aseguró. De igual modo, también  han seguido abiertos los teléfonos y servicios de lucha contra el abuso infantil, así como el programa que hay de violencia familiar, más enfocado a la violencia de dirección ascendente, de hijos a padres.
La consejera hizo estas aclaraciones después de informar de que había pasado por el Consejo de Gobierno una convocatoria de seis millones de euros para mantener los programas de Infancia y Familia. Son servicios que se prestan a través de entidades especializadas y con alrededor de 200 profesionales entre los que hay educadores sociales, trabajadores sociales, psicólogos o juristas. Todas estas iniciativas permiten ayudar a 28.500 familias de la región.
Hay dos entidades que reciben una subvención superior a los 750.000 euros para desarrollar su programa:Colabora, que gestiona los puntos de encuentro familiar y   Anformad, que lleva a cabo el programa de intervención en violencia familiar.