Artistas y solidarios

Jonatan López
-

Dos iniciativas surgidas durante la desescalada del estado de alarma pretenden recaudar fondos y donarlos para que el Banco de Alimentos de Cuenca y Caridad Cristo del Amparo de Los Tiradores puedan atender a familias necesitadas

Artistas y solidarios

Toda ayuda, apoyo e iniciativa en favor de los más necesitados es bienvenida en cualquier sociedad. Más aún cuando buena parte de la población ya padece o empieza a sentir las consecuencias de una pandemia que no solo se ha cobrado vidas humanas, sino que también pone en riesgo el bienestar social de la comunidad. 
Precisamente, en estas últimas semanas, asociaciones, colectivos de personas y ciudadanos, de forma individual, han dado un paso al frente para mostrar su solidaridad y, en la medida de lo posible, aportar todo lo que sea necesario para que las personas puedan cubrir sus necesidades básicas.
El mundo del arte no podía ser menos. El colectivo de pintores, escultores, diseñadores y artistas de diferentes disciplinas muestran su especial sensibilidad y compromiso con el prójimo más cercano. El objetivo es simple: recaudar dinero a través de obras de arte donadas para hacerlo llegar a las personas que están sufriendo ya graves problemas.
Artistas y solidariosArtistas y solidariosClaro ejemplo de ello son dos iniciativas surgidas en estos días de desescalada, que en muy poco tiempo han suscitado el interés del público. La plataforma Arte Solidario Cuenca, que agrupa a un buen puñado de artistas conquenses, reúne fondos para el Banco de Alimentos de Cuenca. Carmina Rubio, una artista conquense, hace lo propio y dona su obra para recaudar fondos que serán donados a Caridad Cristo del Amparo. Ambos creen que el arte siempre ha sido una vía, un camino vital de la vida que ha servido de ayuda para las personas. 
Elenco de artistas. Javier Patiño, diseñador y gerente de Alquimia Diseño, es el impulsor de una página web (www.artesolidariocuenca.com) sin intermediarios ni porcentajes para los propios artistas que, de forma altruista, donan su obra para todo aquel que la quiera adquirir. El dinero, de forma íntegra, se entregará en el Banco de Alimentos de Cuenca, que lo destinará a comida o material sanitario, según las necesidades.
Por el momento, la iniciativa tiene tal éxito que «no hemos dejado de recibir obras de artistas de Cuenca y de otras partes de España. Les gusta el proyecto y están donando su obra», dice Patiño, que confirma que ya han colaborado alrededor de 70 artistas de renombre y se han efectuado las primeras compras.
Para que exista total transparencia, el Banco de Alimentos recibe la transacción económica, informa de la compra y Arte Solidario Cuenca lo traslada al autor para que remita la obra al comprador. «Las obras no pasan por nosotros. Si no se vende, el artista no tiene que desprenderse de su obra», explica el impulsor de esta generosa iniciativa.
Artistas como Miguel Ángel Moset, Vicente Marín, Julián Pacheco, Tomás Bux, Carlos Codes o Pedro Romero Sequí, por mencionar algunos, colaboran en esta acción solidaria, que muestra la categoría artística y humana de los autores o de sus propietarios. 
«Que se desprendan de algo único y lo cedan altruistamente es algo muy grande por su parte», expone Patiño, quien reconoce que «es un orgullo poder aportar nuestro pequeño granito de arena. Por nuestra formación profesional y por nuestra empresa, puedo haber desarrollado esta plataforma. Que funcione y tenga su repercusión es lo que más me enorgullece».
Obra solidaria. Carmina Rubio, docente, ilustradora y diseñadora, pensó que sería una buena idea hacer uso de una colección que había pintado durante estos días de confinamiento. «La gente me decía que le gustaba y me preguntaba si la vendía. Entendí que, puesto que estamos en una situación particular y hay mucha gente que lo está pasando mal, puedo ayudar así a alguien», relata.
Dicho y hecho. A través de sus perfiles de facebook e instagram ideó una subasta para su extensa y productiva colección de cuadros de diversos tamaños, con un precio de salida para cada uno, y una rifa para «quien no tenga un poder adquisitivo y quiera aportar».
Hasta la fecha ya reúne unos 300 euros de la subasta. La rifa, que lleva recaudados unos 260 euros, aspira ha seguir sumando antes de que se celebre el sorteo del Cupón de la ONCE del 6 de julio. «Cada dos euros asigno un número y el que coincida con los tres últimos de la lotería se llevará una obra que no haya sido adquirida mediante la subasta», menciona.
Todo el dinero recaudado irá a parar a Caridad Cristo del Amparo, una asociación con solera afincada en el barrio de Los Tiradores que a su vez lo empleará para las familias más necesitadas. «Les llamé y me dijeron que les hacía falta alimentos», indica la artista, que afirma sentirse alegre ayudando «a la gente que está pasando por un momento muy difícil».