La Diputación invierte en las termas romanas de El Cañavate

Redacción
-

El diputado de Patrimonio, Miguel Ángel Valero, visitó la excavación y ha destacado la importancia de generar un proyecto a medio plazo para que "revierta en las personas"

Valero visitó los trabajos que se llevan a cabo en las termas romanas de El Cañavate. - Foto: Diputación

La Diputación de Cuenca está llevando a cabo una intervención en las termas romanas de El Cañavate que tiene una inversión de 100.000 euros con el objetivo de restaurar y poner en valor los restos arqueológicos encontrados en esta villa que, según los estudios científicos, estuvo ocupada entre los siglos I y VII de nuestra era. Actualmente las labores se están centrando en la zona de baño, pero se cree que el yacimiento continúa hacia el norte y hacia el este con la parte dedicada a la producción de vino y al molido del grano.

El diputado de Cultura y Patrimonio, Miguel Ángel Valero, ha visitado esta obra junto a la diputada, Trinidad Albendea, y la alcaldesa de El Cañavate, Rosa Moya, para comprobar de primera mano el buen ritmo de trabajos que lleva esta intervención que está previsto finalice en las próximas semanas. El responsable provincial ha destacado la importancia de que estos estudios científicos se complementen con labores de musealización para que todo el dinero que se está invirtiendo “redunde en los propios vecinos y genere riqueza en el territorio”, en este sentido, considera que desde la administración municipal se debe elaborar un plan de actuación a medio y largo plazo para conseguir “llamar la atención de los visitantes”.

Desde la Diputación de Cuenca se está trabajando para continuar conociendo el rico legado que la civilización romana dejó en la provincia y se están desarrollando proyectos importantes en Noheda, Ercávica, Segóbriga y Valeria con un montante total de 1,7 millones de euros y que tienen la intención de ser un reclamo para generar turismo patrimonial en todas estas zonas. Desde el área de Patrimonio se trabaja para crear estas estrategias provinciales que sirvan para “generar sinergias” y ofrecer una oferta turística potente que incentive las pernoctaciones y la hostelería.

Por su parte, el doctor en arqueología y codirector de las excavaciones, Albert Rivera, ha señalado que estos trabajos han servido para perfilar los periodos y se ha excavado “la parte monumental” de la villa.

Por último, la alcaldesa espera que estos restos arqueológicos sirvan para generar riqueza en las casas rurales del pueblo y que sirva para “dar a conocer El Cañavate”.

 

Termas de El Cañavate

Las termas de El Cañavate forman parte de una villa romana que dura por lo menos siete siglos y abre una página muy interesante para conocer el desarrollo del mundo rural romano en la Mancha. Los estudios arqueológicos recogen que se encuentra ante una gran construcción que cuenta con un patio central y que está aterrazado, tal y como demuestran unas escaleras encontradas que indican la adaptación al terreno.

Lo más significativo de los estudios realizados es la gran perdurabilidad en el tiempo que tuvo esta villa romana, tal y como demuestran los vestigios encontrados, que demuestran que estuvo ocupada desde el siglo I después de Cristo, hasta época visigoda, además, también hay que reseñar que se han hallado cerámicas íberas por lo que se indica que se mantuvieron algunos usos y costumbres de la etapa anterior.