Ana Redondo

Opinión

Tender puentes

Javier del Castillo «El hombre que subió a la tribuna del Congreso y no paró de dar caña a todo lo que se movía a su derecha, merecía un premio»
Portada La Tribuna de Cuenca